Bienvenido

Si acabas de aterrizar en este blog, quiero contarte qué puedes encontrar en este humilde rincón de Internet. Si te has pasado ya por Sobre mí, habrás visto que esto quiere ser un espacio divulgativo en el que pretendo acercarme a los entresijos de la Belle Époque, que normalmente se sitúa cronológicamente entre 1880 y 1914 (aquí he ampliado una década la cronología para poder remontarme un poquito más a algunos acontecimientos o movimientos artísticos que me parecen interesantes y que creo que ayudan a comprender mejor la época).

La elección de estos años responde a dos motivaciones. La primera, como explico ahí, es la predilección por todos los movimientos artísticos, literarios, etc., que rodean el fin de siglo XIX y el comienzo del siglo XX y que me hicieron derivar por el camino en el que ahora mismo me encuentro.

La segunda —y de ahí el paso de crear el blog— es desmitificar una época a la que se ha denominado «bella» pero que no lo fue en absoluto, (o por lo menos, no fue vivida como tal por sus contemporáneos), y que responde más bien a la idealización de un periodo de paz que precedió a la Gran Guerra y todo lo que ésta supuso para el mundo moderno.

El blog lo escribo sola, con dos asistentes gatunos que supervisan, catan y dormitan sobre todo lo que anoto, (quiero pensar que les gusta…), aunque puede que me plantee abrirlo a colaboraciones en un futuro cercano. De ahí la razón de que las entradas no se publiquen con tanta frecuencia como me gustaría, pero si quiero ofrecer contenidos elaborados y documentados, debo manejar una bibliografía mínima, artículos y materiales que hacen que el proceso se dilate.

Dicho esto, no me extiendo más. Bichea, descubre, y espero volver a verte por aquí.

¡Gracias!